Menu
header photo

Oraciones Católicas

LA MÁS AMPLIA COLECCIÓN DE ORACIONES EN LA RED

Radiografía Del Ave María

Nov 19, 2014


Orígenes y explicación de esta plegaria:

Desde el regazo materno aprendimos a balbucear la más hermosa oración que podemos dirigir a la Virgen, es decir, la primera plegaria mariana. La hemos rezado miles y miles de veces. Lo seguimos haciendo, quizá a diario, al levantarnos y al acostarnos, en el Ángelus, en el Rosario, en las visitas a nuestra Patrona o imágenes de nuestra devoción, al emprender algún viaje o bien en algún trance difícil.

Sin embargo, surgen algunas preguntas:

¿Hemos penetrado y saboreado esta admirable oración, frase por frase, palabra por palabra? ¿Hemos valorado sus inagotables tesoros? ¿Hemos aprendido sus lecciones sublimes? ¿Estimulamos y alimentamos con ella nuestra vida cristiana? En el transcurso del año 2000 que nos ha abierto las puertas de un nuevo siglo y de un nuevo milenio, haremos una radiografía, lo más completa posible del «Ave María» con un objetivo concreto: rezarla bien, rezarla mejor. Recogeremos en seguida sus frutos.  Veamos ante todo cómo nació y cuál es su armónica estructura.

El Ave María consta de tres partes: la primera está tomada del saludo angélico: Ave, llena de gracia, el Señor es contigo (Lc 1,28). La segunda está formada por las palabras de alabanza que Isabel, pariente de la Virgen, y esposa de Zacarías, dirige a María al pisar su casita de Ain karim: Bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre (Lc 1,42).

La tercera parte es una invocación de la Iglesia de origen muy posterior: Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. Lo primero que hemos de advertir es que esta plegaria tiene origen divino y origen eclesiástico. El ángel e Isabel fueron los personajes inspirados por Dios. La Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, completó la primera oración a Nuestra Señora.

La estructura íntegra del Ave María necesitó un milenio —del siglo VI al siglo XVI— para alcanzar su actual formulación. Su historia se asemeja a un pequeño arroyo que poco a poco va adquiriendo volumen hasta formar un caudal amazónico, expresión del grandioso sentido de la fe. No obstante, pueden fijarse algunos datos de indudable certeza. La vinculación del saludo de Gabriel con la alabanza de Isabel se debe a Severo de Antioquía, que falleció el año 538. En una vasija de barro encontrada en Luxor (Egipto) ya se leen estas palabras unidas.

San Juan Damasceno, fallecido en el 749, las comenta en sus homilías. La Iglesia ha añadido los nombres de «María» al principio y de «Jesús» al final, siendo Urbano IV en el siglo XIII, su afortunado autor. El último añadido: «ahora y en la hora de nuestra muerte», aparece en un breviario cartujano del 1350, siendo asumido posteriormente por los trinitarios y camaldulenses.

En el año 1525 se encuentra ya en los catecismos populares. Puede afirmarse que la fórmula definitiva que ha llegado hasta nosotros fue fijada por Pío V en 1568, con ocasión de la Reforma litúrgica. Hace pues, 432 años que los católicos rezamos en su forma actual esta incomparable plegaria mariana, mitad himno de alabanza, mitad súplica filial.

Y no nos cansamos de repetirla por su irresistible encanto sobrenatural. Que nos sirva siempre para ser mejores discípulos de Jesús.
Amén! Publicado por la Fundación Obra Cultural, perteneciente a la Archidiócesis de Barcelona (España), y dedicada a la difusión popular Católica.

El Ave María En Doce Idiomas:

Latín:

Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum,
Benedicta tu in mulieribus et benedictus fructus ventris tui Jesu,
Sancta Maria, Mater Dei, ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in hora mortis nostrae.
Amen!

Magyar:

Üdvözlégy Mária, kegyelemmel teljes, az Úr van,
teveled, és áldott vagy Te az asszonyok között,
és áldott a Te méhednek gyümölcse, Jézus,
Asszonyunk Szűz Mária, Istennek szent anyja,
imádkozzál érettünk bűnösökért most és halálunk óráján.

Ámen!

Portuguęs:

Ave Maria, cheia de graça, o Senhor é convosco,
E bendita sois vós entre as mulheres e,
bendito é o fruto de vosso ventre, Jesus.
Santa Maria, măe de Deus, rogai por nós pecadores,
agora e na hora de nossa morte.

Amém!

Italiano:

Ave Maria piena di grazia, il Signore č con te,
Tu sei benedetta tra le donne e,
benedetto č il frutto del tuo seno Gesů,
Santa Maria, Madre di Dio, prega per noi peccatori,
adesso e nell'ora della nostra morte.

Amen!

Español:

Dios te salve María llena eres de Gracia, el Seńor es contigo,
Bendita eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre Jesús,
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén!

Francés:

Je vous salue, Marie pleine de grâce, le Seigneur est avec toi,
Tu es bénie entre toutes les femmes et Jésus,
le fruit de tes entrailles, est béni,
Sainte Marie, Mčre de Dieu, prie pour nous, pauvres pécheurs,
maintenant et ŕ l'heure de notre mort.

Amen!

Inglés:

Hail Mary, full of grace, The Lord is with thee;
Blessed art thou among women and,
blessed is the fruit of thy womb, Jesus,
Holy Mary, Mother of God, pray for us sinners now and,
at the hour of our death.

Amen!

Alemán:

Gegrüßet seist du, Maria, voll der Gnade, der Herr ist mit dir,
Du bist gebenedeit unter den Frauen,
und gebenedeit ist die Frucht deines Leibes, Jesus,
Heilige Maria, Mutter Gottes, bitte für uns Sünder jetz tund in der,
Stunde unseres Todes.

Amen!

Svensk:

Hell Dig, Maria, full av nĺd, Herren är med Dig,
Välsignad är Du bland kvinnor,
Och välsignad är Din livsfrukt, Jesus,
Häliga Maria, Guds Moder,
Bed för oss syndare nu Och i vĺr dödsstund.

Amen!

Finn:

Terve, Maria, armoitettu, Herra sinun kanssasi;
Siunattu sinä naisten joukossa ja siunattu kohtusi hedelmä Jeesus,
Pyhä Maria, Jumalan äiti, rukoile meidän syntisten,
puolesta nyt ja kuolemamme hetkellä.

Aamen!

Norvegian:

Hill deg, Maria, full av nade, Herren er med deg,
Velsignet er du blant kvinner, Og velsignet er ditt livs frukt, Jesus,
Hellige Maria, Guds Mor, Be for oss syndere,
Na og i var dodstime.

Amen!

Româneste:

Fecioară, bucură-te, cea plină de har, Marie,
Domnul este cu tine. Binecuvântată eşti tu între femei,
şi binecuvântat este rodul pântecelui tău,
că L-ai născut pe Cristos, Mântuitorul sufletelor noastre,
Preasfântă Marie, Mama lui Dumnezeu,
roagă-te pentru noi, păcătoşii, acum şi în ora morţii noastre.

Amin!

Oraciones Católicas Radiografía Del Ave María

 

Oraciones Católicas - (LA ORIGINAL)

¡Oraciones Católicas de todo el mundo en tu idioma!

www.oracionescatolicas.com

 

Carbonite: Learn more...

Go Back

Comentario


¡Busca una oración!

Oraciones

Etiquetas

Categorías